Bloody Bundt Cake

Bloody Bundt Cake

Bloody Bundt Cake, terrorífico!!

La noche más terrorífica del año está a la vuelta de la esquina, y la sangre es uno de sus protagonista. Miembros amputados, ojos que se salen de las órbitas, zarpazos de zombies, mordiscos de vampiro….

Y qué tal si preparamos un bundt cake sangriento????. No hace falta que lo que preparemos para Halloween sea desagradable a la vista, porque lo más seguro es que la gente no lo quiera comer. Pero un bundt cake de chocolate sangriento en su justa medida puede ser de lo más tentador.

Sí además lo ambientamos con un cuchillo asesino, unos guantes con resto de “sangre” y muchas salpicaduras de sangre, tendremos el escenario del crimen perfecto.

Mucho cuidado que el asesino aun anda suelto….

 

Bloody Bundt Cake

 

Es una receta muy sencilla. Solo vais a necesitar colorante rojo para conseguir el efecto bloddy y un poco de ambiente asesino y tendréis un bundt cake perfecto para Halloween.

Este viernes publicaremos un recopilatorio con todas nuestras recetas de Halloween para que tengáis inspiración de sobra para ese día. Calabazas, fantasmas…..

Esperamos que os guste la propuesta de hoy. Y recordad…. el asesino está en paradero desconocido….

 

Bloody Bundt Cake 

Ingredientes:

Para el cake:

  • 360 gr de harina
  • 2 tsp de polvo de hornear
  • 1/2 tsp de sal
  • 40 gr de cacao en polvo puro Valor
  • 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 350 gr de azúcar blanca
  • 4 huevos tamaño L
  • 1 tsp de extracto de vainilla
  • 200 ml de nata

Para el glaseado:

  • 100 gr de azúcar glas
  • 3 tsp de agua
  • Colorante en gel rojo Wilton

 

Bloody Bundt Cake

Elaboración:

Del cake:

  1. Precalentar el horno a 180 grados, con calor arriba y abajo. Engrasar el molde con spray desmoldante o engrasar con mantequilla con la ayuda de un pincel de silicona
  2. Tamizar la harina con el polvo de hornear y la sal. Reservar.
  3. Tamizar el cacao en polvo y reservar en un cuenco a parte.
  4. Batir la mantequilla con el azúcar con un robot de cocina, a velocidad media- alta durante un par de minutos, hasta que esté esponjosa.
  5. Agregar los huevos de uno en uno, batir tras cada adicción. Incorporar el extracto de vainilla y mezclar.
  6. Añadir la nata y mezclar hasta que esté completamente incorporada.
  7. Añadir la harina que teníamos reservada y mezclar suavemente con la ayuda de una espátula de cocina.
  8. Separar en un cuenco a parte aproximadamente un  40 % de la masa y al resto agregarle el cacao en polvo. Mezclar suavemente con la espátula.
  9. Añadir el colorante rojo al resto de la mezcla y mezclar con la espátula hasta que toda la masa esté roja. Añadir el colorante poco a poco hasta obtener el color deseado.
  10. Verter en el fondo del molde la mitad de la masa con chocolate. Cubrir con la masa roja y terminar con el resto de masa de chocolate. Mover suavemente el molde para retirar las posibles burbujas de aire y que los dos tipos de masa no lleguen a mezclarse demasiado.
  11. Introducir en la zona central del horno durante 45 minutos aproximadamente o hasta que el cake tester salga limpio.
  12. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla durante 10 minutos aproximadamente. Desmoldar y dejar que termine de enfriar sobre la rejilla antes de cubrir con el glaseado.

Del glaseado:

  1. En un bol mediano mezclar el azúcar glas con el agua. Agregar el agua poco a poco, si lo queremos más liquido añadir más agua, y si por el contrario lo queremos más denso añadir más azúcar glas.
  2. Añadir el colorante rojo. La cantidad dependerá de la marca que uséis y del color que queráis darle al glaseado. Hacedlo poco a poco hasta dar con el color que más os guste.
  3. Verter el glaseado sobre el bundt cake y dejar reposar 15 minutos, hasta que se endurezca.

 

Fuente: Propia de I Love Bundt Cakes
Molde: Stained Glass de Nordic Ware
Print Friendly

12 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.