Leche de coco casera

Leche de coco casera

Leche de coco casera

Hoy os traemos otro de nuestros básicos ya que muchas veces nos preguntais por sustitos de ingredientes o por recetas para hacerlas caseras así que esta vez le ha tocado a la leche de coco casera que, aunque ahora es facil de encontrar en grandes superficies o supermercados especializados, nos podemos encontrar en la situacion de no encontrarlo donde vivimos o simplemente no disponer del mismo en ese mismo momento que queremos hacer una receta con este ingrediente.

La leche de coco se puede utilizar en infinidad de recetas tanto dulces como saladas y a nosotras nos da mucho juego. En saladas podeis hacer muchas recetas internacionales, especialmente de cocina Oriental y en los blogs de cada una podeis encontrar varias. Para las dulces, nosotras hemos hecho uso de ella por ejemplo en el Coconut Milk Bundt Cake, que según hemos ido viendo tanto en blogs como redes sociales, es uno de los que os ha gustado mucho.

Leche de coco casera

Con esta receta se obtienen entre 280 y 300 grs de leche de coco y para ello solo se necesitan dos ingredientes: coco rallado y agua así que ya veis lo sencilla y la poca dificultad que entraña poder prepararla en casa. Se conserva en el frigorifico y la teneis al momento para consumir.

Vereis que cuando se enfria, al igual que pasa con las comerciales, se separará la parte líquida que se queda en el fondo, de la parte grasa, por eso es importante agitar bien antes de usarla.

En nuestro apartado de básicos del blog podreis encontrar además de esta, muchas mas recetas muy utiles para que podais preparar vosotr@s mismos.

Leche de coco casera

 

Leche de coco casera

Ingredientes:

  • 100 grs de coco rallado
  • 400 grs de agua mineral

 

Elaboración:

  1. Poner a hervir el agua en un cazo hasta que llegue a los 90º aproximadamente
  2. Poner en el vaso de la Thermomix o en un vaso de batidora el coco rallado y a continuacion el agua. Dejar que se hidrate bien el coco.
  3. Triturar a máxima potencia unos minutos.
  4. Colar el líquido por una malla muy fina o por unas gasas y escurrir todo lo que se pueda.
  5. Pasar la leche de coco a un tarro de cristal y dejar enfriar sin tapar.
Print Friendly

7 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.