Loaf cake de buttermilk y naranja sanguina

Loaf cake de buttermilk y naranja sanguina

Loaf cake de buttermilk y naranja sanguina

Comenzamos la semana con un cake cítrico que tanto nos gustan. En esta ocasión hemos usado naranja sanguina, una variedad de naranja común que se caracteriza por su carne de color rojo oscuro, aunque el grado de coloración dependerá de la variedad.

El zumo de este tipo de naranja es más ácido y con un color rojo muy característico.Su piel es más dura y difícil de pelar. Según la variedad, el nivel de acidez de su pulpa y zumo, así como su coloración variará.

Además de zumo de naranja lleva buttermilk, lo que lo convierte en un cake muy jugoso, con un sabor delicioso, estamos seguras de que no os dejará indiferentes.

Loaf cake de buttermilk y naranja sanguina

Lo hemos cubierto de un glaseado de zumo de naranja y azúcar glas y unas rodajas de naranja sanguina confitada que además de servir de decoración están muy ricas. Las naranjas confitadas son opcionales pero el glaseado es mejor no prescindir de él, se hace en un momento y le da un toque muy especial. Sí queréis saber cómo confitar naranja o cualquier otro cítrico lo podéis ver aquí.

Para el horneado hemos usado un molde alargado especial de plum cake, de madera y con papel siliconado para un desmolde más sencillo. Es el mismo que usamos para el Pound cake de chocolate y naranja amarga, tiene la ventaja de que es reutilizable y es perfecto para regalar. Sí os gusta lo podéis encontrar en la tienda online La repostería de Miguel

Como siempre, estaremos encantadas de resolver cualquier duda sobre la receta, os contestaremos lo antes posible.

 

Loaf cake de buttermilk y naranja sanguina

 

Loaf cake de buttermilk y naranja sanguina 

Ingredientes:

  • 110 gr de mantequilla
  • 180 gr de azúcar blanca
  • 2 huevos tamaño L
  • ralladura de dos naranjas sanguinas
  • 120 ml de buttermilk
  • 60 ml de zumo de naranja sanguina recién exprimido
  • 220 gr de harina
  • 1 tsp de polvo de hornear

 

Para el glaseado

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180 grados, calor arriba y abajo
  2. Prepara un molde alargado con papel de hornear.
  3. Tamizar la harina con la levadura. Reservar.
  4. Mezclar el zumo de naranja con el buttermilk. Reservar
  5. Batir la mantequilla con el azúcar y la ralladura de naranja hasta que esté suave y esponjosa, 2-3 minutos aproximadamente.
  6. Agregar los huevos de uno en uno, batir tras cada adicción.
  7. Incorporar de forma alterna la harina con la mezcla de buttermilk-zumo de naranja. Comenzar y terminar con la harina.
  8. Verter la mezcla en el molde e introducir en la zona central del horno y sobre la rejilla durante 50 minutos aproximadamente, introducir el cake tester en el centro para comprobar que está horneado.
  9. Sacar del horno y dejar que enfríe sobre una rejilla y dentro del molde durante 20 minutos.
  10. Pasado este tiempo, desmoldar y dejar que enfríe por completo sobre la rejilla antes de cubrir con el glaseado.

Loaf cake de buttermilk y naranja sanguina

Glaseado de naranja sanguina:

  1. Verter en un bol pequeño el azúcar glas e incorporar poco a poco el zumo de naranja.
  2. Mezclar hasta que esté el azúcar disuelto y sin grumos. Sí lo deseáis más o menos espeso, añadir o quitar zumo de naranja.
  3. Verter sobre toda la superficie del cake y adornar con las naranjas confitadas sí se desea.

 

Print Friendly

19 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.